El Heat superó 129-121 a los Celtics en Boston y se volvió el cuarto clasificado por el este. El elenco floridense mantuvo un 59,9% de campo.

El Miami Heat ya había ganado el primero de los dos chicos ante Boston Celtics. Por eso, sólo necesitaba repetir el resultado este martes por la noche para terminar de asegurar la clasificación. El combinado floridense venció 129-121 al celta y terminó de sellar su boleto a los Playoffs. Así se sumó al lote de Philadelphia, Brooklyn y Milwaukee en la postemporada.

Boston presentó una gran batalla a partir de sus titulares. El tridente de Kemba Walker (36 puntos, siete rebotes y cuatro asistencias); Jayson Tatum (33-8-6) y Evan Fournier (20) lideró la batalla del dueño de casa. Sin embargo, sintió las ausencias de Jaylen Brown y Robert Williams III, lo que le terminó jugando en contra en ambos lados de la cancha.

Todo lo bueno que se observó del local en ataque tuvo su contrapunto en defensa. Miami hizo lo que quiso en ataque, manteniendo un 59% de campo y 16 triples con un 53,3%. El par de Duncan Robinson (22) y Goran Dragic (17) combinó diez de las dieciséis conversiones de larga distancia con cinco cada uno. Tyler Herro (24 tantos y 11 rebotes) completó el podio con cuatro aciertos para complementar la labor. Además, también hubo dobles dígitos de Bam Adebayo (22-7-5), Kendrick Nunn (18) y Jimmy Butler (13-2-3).

A partir de este poderío ofensivo, Miami llegó a mandar por 21 puntos. Boston ensayó una reacción en un último cuarto en el que cosechó 42 tantos, pero no defendió como debía y jamás estuvo cerca de rotar.

El triunfo fue prácticamente perfecto para Miami. El gran ‘pero’ de la noche fue la ausencia de Jimmy Butler a la segunda mitad. Erik Spoelstra señaló que se retiró con un golpe en uno de sus ojos, pero que este no significará grandes problemas para el Heat de cara al futuro. ‘Ya estaba calentando para entrar en el último cuarto’, dijo sobre la situación de la estrella.

La marca de 38-31 deja a Miami en los Playoffs y con chances de salir del sexto puesto. El equipo aseguró su presencia antes que Nueva York (38-30) y Atlanta (38-31), que todavía deben ganar un juego para ser inalcanzables para Boston.

Por su parte, el combinado celta ve su futuro en el play-in y disputando el juego de ‘doble vida’, es decir, el que protagonizarán séptimo y octavo. De ganar, accederá a la postemporada. Si pierde, deberá vencer al ganador del encuentro entre el noveno y el décimo para avanzar. ¿Rival? Charlotte, Indiana y Washington se disputan el otro lugar.

El resumen de Miami Heat 129-121 Boston Celtics

1 Comentario »

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.