Los Sixers recibirán a los Hawks en un crucial séptimo partido durante la jornada de este domingo. El ganador se medirá con los Bucks.

Este domingo será el segundo de los dos séptimos partidos en las semifinales del este. Luego del triunfo de Milwaukee Bucks, los Philadelphia Sixers recibirán a los Atlanta Hawks para definir al otro finalista de la región. El juego comenzará a las 21:00 de Argentina y podrá verse online a través del NBA League Pass.

Los Sixers llegarán al encuentro tras superar el histórico colapso del quinto partido e igualar la serie en la noche del viernes. Los locales no podrán contar con Danny Green, quien sufrió una distensión en su pierna derecha en el tercer juego de la serie. De esta manera, optarán por el mismo quinteto inicial de los últimos tres juegos: Ben Simmons, Seth Curry, Furkan Korkmaz, Tobías Harris y Joel Embiid.

Los Hawks tendrán a Bogdan Bogdanovic como la gran duda de cara al juego definitorio. El serbio se retiró anticipadamente del sexto partido por una molestia en su rodilla derecha. Su presencia se confirmará minutos antes del inicio del partido. A la par, el equipo ya no tiene a Brandon Goodwin (problemas respiratorios), DeAndre Hunter (operación en los meniscos de la rodilla derecha) y Cam Reddish (desgarro del tendón de Aquiles de la pierna derecha).

Ante estas bajas, McMillan tendrá dos opciones. Una de ellas es incluir nuevamente en el quinteto inicial a Solomon Hill, quien cedió su lugar en los últimos tres juegos para la aparición de Kevin Huerter. La otra variante es Danilo Gallinari, quien presenta un físico para poder contener a los rivales y es una sólida opción ofensiva.

A partir de estos escenarios, están son las tres claves para el séptimo partido entre Philadelphia Sixers y Atlanta Hawks:

1-El rol de Ben Simmons

El australiano está en el ojo de la tormenta en esta serie. Simmons mantuvo buenos números (10,6 puntos, 7,6 asistencias y 6,0 rebotes), pero su falta de tiro de media como larga distancia perjudicó a la ofensiva de los Sixers. Su punto débil generó una mayor presión interior sobre Joel Embiid, como una obligación de goleo mucho mayor para terceras espadas como Seth Curry y Tobias Harris.

Tras los colapsos en el cuarto como quinto partido, cuando Philadelphia perdió ventajas de 18 y 26 puntos respectivamente, Doc Rivers tomó una decisión tan drástica como acertada. El entrenador tan sólo le dio cinco minutos en cancha al australiano en el último cuarto del sexto encuentro. El elenco ejecutó en un bajísimo nivel ofensivo (22,2% de campo), pero cosechó 15 puntos desde la línea de tiros libres para forzar el definitorio.

La falta de goleo de campo invita al análisis para Rivers. ¿Volverá a apostar por otras opciones en pos de tener mejores tiradores desde la línea de tiros libres; o buscará una mayor generación de juego con la pelota en las manos de Simmons?

2-El acompañamiento a Trae Young

El base tuvo un rendimiento estupendo en los anteriores seis partidos. Mantuvo medias de 30,5 puntos, 11,0 asistencias, 2,5 robos y 2,0 rebotes en 39,0 minutos por juego. A la espera de más minutos, y quizás de disputar el partido entero, prácticamente no se le puede exigir algo al perimetral.

Esto no es así para con el resto del equipo. Clint Capela fue el único capaz de acompañarlo con regularidad, mientras que Kevin Huerter viene de tres buenas apariciones. No obstante, la falta de opciones constantes generó una mayor presión sobre el goleo de Young, que debe ser aliviado con mejores opciones a su alrededor.

Bogdanovic es indudablemente un buen tirador, pero viene de tres partidos flojos en los que mantuvo una media de 32% de campo. El italiano Danilo Gallinari si respondió a la altura de las circunstancias con un 44% tanto de campo como en triples y mantuvo una media de 14 puntos en los pasados seis encuentros.

El ajuste de McMillan deberá sumarle minutos al europeo, como también la búsqueda de un mayor spacing. Lou Williams (7,3) es una buena opción para lograrlo.

3-La lupa estará sobre Tobías Harris

El rendimiento de Joel Embiid ya quedó fuera de discusión. Más allá de su flojo último cuarto en el quinto partido, el camerunés es la mejor pieza de Philadelphia por escándalo. Su presencia interior fue incontrolable para Clint Capela, como también obligó a constantes atrapes junto a John Collins. Así, lo que necesitará el dueño de casa es acortar la rotación, pero también tener mejores opciones alrededor de su pivote estelar.

No quedan dudas que la segunda espada, al menos en términos de goleo, deberá ser Tobias Harris. Si bien Seth Curry viene de un gran sexto juego en el que anotó 24 puntos con seis triples, Rivers necesita que los jugadores mejores pagos respondan en este contexto.

El ex Pistons viene de un buen sexto encuentro en el que lideró el goleo, junto a Curry, con 24 tantos. Además, cosechó un 9/20 de campo y acertó los cuatro tiros libres que tuvo que lanzar. Philly necesitó que Harris anote al menos 20 puntos para cosechar cada uno de sus tres triunfos, como también le sirvió para llegar a la diferencia de +19 que luego dilapidó en el cuarto encuentro.

A partir de las dos diferencias perdidas y los tres partidos ganados, los Sixers partirán como los candidatos como también los obligados a ganar el encuentro. Si logran que sus tiradores entren en ritmo, liberarán el espacio necesario para que Embiid pese en la pintura. De no hacerlo, los Hawks tendrán chances de dar el batacazo y avanzar a su primera definición regional después de seis años.

1 Comentario »

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.