Chris Paul renovará su vínculo con los Phoenix Suns a cambio de 120 millones de dólares por cuatro temporadas. Cobrará 30 millones de dólares cuando tenga 40 años.

Ser un contendiente tiene su precio, tanto Phoenix Suns como Chris Paul lo saben. Por esta misma situación, tras una espectacular temporada que acabó con un arribo a las finales del 2021, las partes acordaron un nuevo vínculo. Adrian Wojnarowski (ESPN) confirmó que el mismo será por 120 millones de dólares a cobrar a lo largo de cuatro años. 30 millones de dólares anuales.

El nuevo contrato de Paul tiene sus puntos fuertes como flacos. El perimetral volvió a demostrar su talento al liderar a un equipo joven a su primera aparición en finales desde 1993. Además, achicó el gasto de 44.2 millones de dólares (su opción de jugador rechazada) a 30 millones de dólares. Una buena inversión para un base que tuvo medias de 16,4 puntos, 8,9 asistencias y 4,5 rebotes en 31,4 minutos.

Sin embargo, a largo plazo, el vínculo puede volverse un arma de doble filo. Paul tuvo constantes lesiones a lo largo de los últimos años, incluyendo problemas en su hombro derecho en la serie de primera ronda ante Los Ángeles Lakers. El nuevo contrato finalizará el 30 de junio del 2025, cuando el perimetral tenga 40 años. Si su estado físico mantiene la tendencia de las últimas campañas, puede ser un vínculo complicado de afrontar para el equipo de Arizona. Además, equipos como Lakers, Clippers y Jazz gozarán de mejor salud en la próxima campaña ya que el calendario no será tan apretado, por lo que se espera que Phoenix pierda terreno.

Más allá de los pros contras de la extensión es una buena señal para el último finalista a corto plazo. Si Phoenix logra capitalizar los crecimientos de Devin Booker, Mikal Bridges y Deandre Ayton, tendrá material para poder competir contra los mejores de la región. Si bien tiene menos nombres, la propuesta de juego como el crecimiento del tridente alienta a pensar en series equilibradas en la postemporada.

Cameron Payne también seguirá en Phoenix

La continuidad de CP3 no fue la única noticia de la jornada. Cameron Payne, otro de los jugadores que dio un salto de calidad en la 2020-21, también se mantuvo en los Suns. En este caso será a cambio de un vínculo por 19 millones de dólares a cobrar a lo largo de tres temporadas.

Payne emergió como el base suplente de Chris Paul en Phoenix. El ex Oklahoma no sólo se mostró como un jugador más maduro, sino también como un generador de juego además de su conocido rol de tirador. Mantuvo medias de 9,3 puntos, 3,5 asistencias y 2,8 rebotes en 19,0 minutos durante los Playoffs 2021.

En términos de salidas, Torrey Craig optó por dejar la franquicia para sumarse a los Indiana Pacers principalmente por el arribo de Landry Shamet vía traspaso. Así, E’Twaun Moore, Langston Galloway, Frank Kaminsky y Abdel Nader se mantienen como los veteranos que integraron el plantel finalista y que todavía son agentes libres.

2 Comentarios »

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.